Tecnocomputación 3000 s.a.

Soluciones tecnológicas para transacciones financieras.

Cajeros Automáticos

Cajeros-automáticos-Tecnocomputacion-3000-SA

Aunque creado por el armenio Luther George Simjian, quien emigró a Estados Unidos y registró la primera patente de un cajero automático en 1939, fue el escocés John Shepherd-Barron, quien en los años 60 popularizó estas máquinas de autoservicio, tomando como referencia las máquinas expendedoras de chocolate.

Barron, quien trabajaba para una empresa que fabricaba máquinas de contar dinero, solía ir al banco los sábados para sacar el dinero de toda la semana. La institución, trabajaba esos días en horario de 9:00 am a 12:30 pm, por lo que un día de 1965 que el británico llegó tarde -por un minuto- comenzó a preguntarse, sino era posible que existieran máquinas que dieran dinero, de la misma forma que las máquinas de chocolates daban el dulce. Esto evitaría que como él, otros no estuvieran obligados a asistir al banco para poder sacar dinero.

La necesidad y la curiosidad lo llevaron a mantener en mente esta idea, hasta que logró materializarla en 1967, cuando una sucursal del banco de Barclays instaló el primer cajero automático en Londres. Para aquel entonces, no se usaban aún tarjetas plásticas, por lo que en su lugar, el usuario debía introducir un cheque con una sustancia un tanto radiactiva e introducir un pin de 4 dígitos, de forma que el cajero le proporcionara 10 libras esterlinas.

Hoy en día, los más de 2 millones de cajeros automáticos que funcionan en todo el mundo, distan mucho en tecnología de este antecedente ya lejano, por lo que si usted desea lo más moderno en esta materia, Tecnocomputación 3000 S.A pone a su disposición las soluciones que Perto ofrece en su catálogo de productos.

Para más información sobre estos productos, haga click en cada uno de los modelos que podemos ofrecerle.